Alameda

El nombre del grupo se debe a la Alameda de Hércules, y el motivo de elegir este nombre es porque siempre fue un punto de encuentro para ellos, se daba la circunstancia de que algunos de sus componentes eran vecinos del barrio, (Manolo Rosa y los hermanos Marinelli), que Pepe Roca estudiaba en el conservatorio que se encuentra en las cercanías, y que incluso su primer local de ensayo estaba en una calle paralela, la calle Feria,

Este grupo llegó a la escena andaluza en un álgido momento, una vez que el rock andaluz había sufrido su incomprensión, absorbido por el rock anglosajón y falta de medios. Su primer álbum fue como una llegada de aire fresco para los productores y los estudios abren sus puertas. Era el momento en que los músicos andaluces habían encontrado la inspiración en su tierra y el movimiento musical estaba conquistando toda la península.

Los orígenes de Alameda hay que encontrarlos en Tartessos (previamente Keys), un grupo con un pie en Sevilla y otro en Huelva donde se encuentran Pepe Roca y Manuel Marinelli con Pepe Barros, Eliseo Alfonso y Antonio Moreno "Tacita". Juntos graban algunos singles y culminan con el álbum "Tiempo muerto" (Phillips 1975).

Ya en Sevilla, pasan por el conservatorio y en 1977 Alameda aparece como una “superbanda”, Pepe Roca ( guitarra y voz) y Manuel Marinelli (teclados), después de la disolución de Tartessos, se unen de nuevo para formar esta nueva banda. Reclutan al hermano de Manuel, Rafael Marinelli (teclados), que venía de la banda sevillana Nuevos Tiempos, a al brillante  Manolo Rosa (bajo), que estuvo en Nuevos Tiempos, Flamenco y Triana. Como batería cuentan con el ex de Los Payos, Luis Moreno Salguero (batería y percusión). Este pasarán a ser el núcleo oficial de Alameda.
Ricardo Pachón, productor (entre otros muchos) de Pata Negra y toda la última etapa de Camarón, se interesó por el grupo y grabaron en su estudio del Aljarafe la primera maqueta de Alameda, pero quien les propuso la producción de su primer disco y un contrato con C.B.S. fue Gonzalo García-Pelayo. V
iajan hasta Madrid a los estudios Audiofilm en 1979 para grabar lo que sería su primer LP “Alameda” (Epic-CBS), que presentaron en el Teatro Alfil consiguiendo un grandísimo éxito. Consiguieron meterse en las mas importantes listas de éxitos radiofónicas del momento, llegando así, a vender mas de cien mil discos. En algunos sectores, fueron muy criticados porque se comentó que era una copia de Triana, el tiempo demostró, que esas críticas no tenían ningún fundamento. Alameda siempre amó las canciones de Jesús de la Rosa, incluso realizando versiones y homenajes posteriormente.
La fórmula musical inicial de Alameda fue una base de música clásica andaluza con arreglos contemporáneos, poemas y letras de Jesús Conde. El grupo tenía un sonido propio y muy peculiar que los hermanos Marinelli supieron darle con dos teclistas aventajados. Su sonido aflamencado apoyado en momentos en la copla, supone que la voz de Pepe Roca sea una referencia para el grupo. A Pepe se le comienza a valorar como cantante. De esta forma, consiguieron abrir un nuevo abanico en los sonidos del rock andaluz demostrando una magnífica calidad interpretativa.

El mismo verano de 1979, Rosa, los Marinelli, Roca y Antonio "Tacita" arropan en Madrid junto al grupo Dolores al cantaor Camarón en "La Leyenda del tiempo" (Polygram 1979), donde realizan arreglos para el tema que da titulo al disco, un poema de Lorca que vuela en eléctrico con la voz de un Camarón transformado, y unos arreglos para el popular "La Tarara", que los hermanos Marinelli bordan para la historia de la música española. Fue un disco adelantado a su tiempo y del que siempre se sintieron muy orgullosos de participar en el mismo.
Mientras tanto, graban "Misterioso manantial" (Epic 80), que pasa casi inadvertido, dejando paso al tema y álbum "Aire calido de Abril" (Epic 81), una pequeña joya que se mueve a ritmo de vals flamenco, con un Pepe Roca gustándose, aunque curiosamente son los últimos coletazos del grupo que cierra su primer ciclo con "Noche andaluza" (Epic 83), con poemas de Juan Ramón Jiménez y musicando al maestro Granados, Enrique Melchor graba unas guitarras flamencas y David Thomas se encarga de los arreglos de orquesta.
En ese momento parecía como si el país quisiera despegarse del dominio andaluz y Alameda se disuelve, colaborando en proyectos flamencos y de otro tipo. Y así fue hasta que Miguel Ríos los llama en su programa para Canal Sur TV "Qué noche la de aquel año", junto al Manglis y Eduardo Rodríguez, de Triana. Esa fue la antesala de la vuelta que ocurre en el 92, donde por ejemplo en Sevilla podemos ver a algunos de sus músicos en la Expo 92. Esta nueva unión hace que vayan a Barcelona para grabar "Dunas" (Horus 94). Parece que el tiempo no hubiera pasado. Confirman su magnífica vuelta con el CD "Ilusiones" (Horus 95), que pasa a ser un recopilatorio con temas clásicos y nuevos, como el hermoso "Tu mano".

Muchos aficionados y críticos llaman a Alameda rock progresivo andaluz, pero a través de los años lo que está claro es que el grupo huye de suites o temas largos, concentrándose en la canción o en arreglos de buena hechura, por lo que podríamos descartar esa tendencia en su sonido.

En 1999 se edita un doble CD en directo con la grabación del concierto celebrado en el Auditorio de la Casa Colón a finales del 98 en Huelva, con motivo del 20 aniversario de la grabación del primer Long Play. Se graban varios temas inéditos y cuentan con la colaboración de artistas como Gualberto y Niña Pastori entre otros, "Concierto 20 Aniversario" (Picap 99).
Este mismo año (1999), fallece Manuel Marinelli una pérdida irreparable que deja al grupo de nuevo en dique seco.
Pepe Roca comienza su carrera en solitario con "Lo que vos queráis" (Factoría Autor 2007) con poemas de Juan Ramón Jiménez. Y es que la poesía es uno de los amores del vocalista de Alameda, que en el año 2008 decide volver a reformar al grupo junto a Rafael Marinelli y su mujer Toñi García, que previamente había cantado con Jarcha y colaborado con ellos. Igualmente, se une el hijo de Pepe, José Carlos, al violoncelo, Álvaro Girón a la guitarra, Manolo Nieto al bajo y Antonio Coronel a la batería para la grabación de "Calle Arriba" (Fonográfica del Sur 2008), donde destacan dos magníficos instrumentales: "Calle Feria" y "A Sotavento".
Un aspecto del grupo del que no se habla con la justicia debida es que son músicos de una elegancia y gusto exquisito tanto en estudio, como en directo y arreglando composiciones. Gracias a su leyenda, Alameda siempre serán pura Andalucía por los cuatro costados

Fuente: http://www.arabiandrock.org/alameda.html



SU DISCOGRAFIA


1979 - Alameda

Cuando los de Alameda se meten en los estudios Audiofilm de la mano de Gonzalo García Pelayo ya han tenido una trayectoria relativamente en directo y los temas que van a grabar están bastante trillados. Esa circunstancia va a ayudar mucho a conseguir un soberbio LP de debut. La comparación con Triana resulta inevitable. La voz de Pepe Roca y los teclados de Manolo y Rafael Marinelli guardan coincidencias con el estilo interpretativo de Jesús de la Rosa.

"Aires de la Alameda", iniciado por acodes de piano y juegos de teclados que darán paso a una voz cargada de melismas es uno de esos temas definitorios del rock andaluz en el que el resto de los instrumentos permanecen en segundo plano. El piano y el sintetizador rayan a gran altura en un desarrollo lleno de sentimiento, de esos que llegan a lo profundo del oyente.

El segundo corte es un instrumental de lo más flamenco, con un ritmo marcado por las palmas en el que los teclados y la guitarra española del invitado Enrique Melchor suenan de fábula. Precisamente este guitarrista iniciará aquí una larga colaboración con el grupo sevillano. En las mismas coordenadas se mueve "Ojos de triste llanto" con el mismo músico y con la voz sonando a tablao en cada una de las palabras.

"Hacia el Alba" es un concierto para dos teclados con todas las de la ley en la que los Marinelli dan rienda suelta a toda su sapiencia en los primeros minutos para luego irrumpir en una relativamente intervención la fuerte voz coplera y de nuevo regresar a los arabescos de las teclas bien secundadas por un bajo complejo y una batería dúctil capaz de pasar en un instante de la agresividad a la delicadeza.

Toques de jazz flamenco en "A la vera del Jueves", segunda pieza totalmente instrumental del LP, con la participación de la invitada guitarra de Luis Cobo -Manglis-, que por aquellos entonces militaba en Guadalquivir, para marcarse un solo de muchos quilates. A destacar también los detalles de percusión de Luis Moreno. Un tema que contrasta poderosamente con los seis restantes, apartándose bastante de la senda señalada en las anteriores pistas

Dejo para el final los que posiblemente puedan considerarse los dos temas más destacables. "Amanecer en el puerto" se inicia entremezclando ruidos de agua y ondas de sintetizador. Después una melodía desarrollada por las notas aguadas del teclado y por fin la voz de José Roca que nos conmina: "Asomate a la ventana que amanece un nuevo día". Una delicia sobre la que planea a un tiempo el cante flamenco y los experimentales discursos instrumentales de Yes o King Crimsom. Pocas veces la denominación de origen rock andaluz cumplió tanto con las dos palabras que la forman. El otro tema al que antes me refería es la onírica balada "Matices", de gran elegancia formal. Un tema misterioso, incluso oscuro, pero con una gran capacidad de enganche para el oyente.

"Alameda" (Epic-CBS, 1979) cuenta, además, con unas letras que beben en la poesía popular andaluza que forman parte indisoluble del desarrollo musical de cada canción. Un LP que hizo entrar por la puerta grande al grupo homónimo y que vendió una impensada cantidad de discos para una obra de estas características. A la postre, el grupo jamás podría superar este excelente primer trabajo.

Fuente: Julián Molero...http://lafonoteca.net/disco/alameda

 

1.  "Aires de la Alameda"

2.  "La Pila del Pato"

3.  "Ojos de Triste Llanto"

4.  "Hacia el Alba"

5.  "Amanecer en el Puerto"

6.  "A la Vera del "Jueves""

7.  "Matices"



1980 - Misterioso Manantial

Hemos leído algún comentario minimizando la calidad de este disco y es algo con lo que no estoy del todo de acuerdo. El disco no es peor en concepto, interpretación y producción que el memorable "Alameda" (Epic-CBS, 1979), pero sus composiciones adolecen de la frescura del rocío que adorna dicho LP. Dicho de forma más abierta: las canciones son peores, sin que ello quiera decir que sean malas o no estén exprimidas hasta sus últimas esencias. Las prisas con que fueron compuestas se deja entrever en la monotonía de sus melodías.

Como interpretación y otros aspectos formales de la obra, nada que objetar. El disco se abre con "Aurora", un breve tema instrumental en que la guitarra flamenca del invitado de lujo, Tomatito, aparece arropada por ruidos de la naturaleza y llantos de bebé que definen el amanecer en cualquier pequeño pueblo del sur. La colaboración de este guitarrista se hace presente en la mayor parte de los temas del álbum.

"Dos amores" es una auténtica balada andaluza muy bien cantada por Pepe Roca. Lo más lucido de la instrumentación corre a cargo del piano de Marinelli y de otro invitado, el clarinetista Antonio García. Uno de los mejores temas del disco, sin duda.

El tercer corte es probablemente el más ambicioso del LP. "En tus labios" cuenta con un empaque instrumental que podríamos calificar de orquestal, al cual contribuyen no poco los timbales sinfónicos de Javier Benet. Al final del tema, un piano de jazz se enseñorea de esta pieza netamente andaluza. Una impecable riqueza instrumental al servicio de una melodía de escasa enjundia.

Con "Canto al despertar", Alameda se aleja bastante de su estilo habitual para sumergirse en aguas brasileiras de samba y bossa. La aparente suavidad de la música de teclados con sus ritmos de tumbaos latinos queda contestada por una dura guitarra a cargo de Luis Cobo (Manglis) del grupo Guadalquivir, otro de los invitados de lujo de esta grabación en la que no se escatimaron medios.

La canción que da título a todo el disco es una quejumbrosa balada en la que el cantante adopta un aire de muecín árabe y en la que la participación del oboe de Miguel Sanz y el clarinete de Antonio García le confieren un aire de misterio oriental, al que contribuyen no poco el dúo de teclados de los hermanos Marinelli y los efectos de percusión de Luis Moreno.

"Vuelo de cristal" y "Al caer" son dos temas definitorios del estilo de Alameda. En el primero conviven el ambiente flamenco de cantaor, palmas y guitarra flamenca con las intervenciones de los más novedosos y experimentales registros de los teclados. La segunda, un tema épico de inspiración clásico-andaluza que no está entre lo mejor del disco.

Se cierra el disco con una pieza a contraestilo. Salsa a lo Carlos Santana con congas en la percusión y una forma de cantar muy distinta a la del resto de los temas del disco.

En suma, un buen trabajo, pero carente del tirón de frescura comercial que Alameda había conseguido en su obra de presentación.

Fuente: Julián Molero....http://lafonoteca.net/disco/misterioso-manantial

1.  "Aurora"
2.  "Dos amores"
3.  "En tus Labios"
4.  "Canto al Despertar"
5 .  "Misterioso Manantial"
6.  "Vuelo de Cristal"
7.  "Al Caer"
8.  "Sobre tu Piel"


1981 - Aire Cálido de Abril

Tercer LP de Alameda, también grabado en Madrid, como los dos anteriores; pero esta vez en los estudios Kirios. Un disco que casi podríamos dejar reducido a una sola canción: "Aire cálido de abril", tal vez el mejor tema que nos ha dejado este quinteto sevillano en toda su intermitente historia.

El grupo sabe dar con la tecla en el tema que da nombre a todo el disco. Una sencilla balada magistralmente interpretada a la que los arreglos de David Thomas sientan de maravilla. Estos arreglos incluyen una sección de cuerda, que será una de las novedades que el grupo presente en este disco. "Aire cálido de abril" se inicia con un piano que nos retrotrae a la música andaluza más popular, enseguida envuelta por la cuerda. De pronto, José Roca arranca a cantar una letra que se te mete dentro. Esta vez, el cantante se aleja de melismas innecesarios y es capaz de dar vida a una simple melodía cargada de sentimiento. Una gema en estado puro.

Sobre el resto valdría ese tópico de "más vale correr un tupido velo". La manida "Puente azul", el tostón instrumental de más de cinco minutos titulado "Santa Clara", la floja "Zalima" con aires de rock o las tópicas referencias flamencas de "Tierra del sur" son temas perfectamente olvidables que poco aportan a la trayectoria del grupo.

Por el contrario, entre las destacables pueden incluirse los aires rumberos de "Cuando llega la aurora", que se sale de la monotonía general del disco con una melodía absolutamente popular aderezada de una guitarra con guiños al rock. También es reseñable la extraña "El portil" con un inquietante inicio de oscuros sintetizadores y efectos de aguda percusión a los que se unirá el violín y las cuerdas. Un tema que nos recuerda la experimentalidad de Soft Machine, por poner un ejemplo.

También resulta notable "Sangre caliente", llena de matices y sugerencias. Un tema que destila grandiosidad, sin resultar recargado en ningún momento, que invita a ser escuchada más de una vez. Muy buena aquí la intervención vocal de José Roca y la percusión del habitual colaborador, Javier Benet, músico de la Orquesta Sinfónica RTVE.

Un LP en el que, a pesar de los arreglos orquestales de David Thomas y la cuidada grabación, el grupo no logra acercarse a las cotas marcadas en su primer trabajo. También se pone en evidencia que en 1981 para el rock andaluz había llegado la hora de renovarse o morir; sin que en esa renovación estuviese claro qué caminos debía seguir.

Fuente: Julián Molero...http://lafonoteca.net/disco/aire-calido-de-abril

1.  "Aire Cálido de Abril"

2.  "Puente Azul"

3.  "Santa Clara"

4.  "Cuando Llega La Aurora"

5.  "El Portil"

6.  "Sangre Caliente"

7.  "Zalima"

8.  "Tierra del Sur"

9.  "Urbana Princesa en Flor"



1983 - Noche Andaluza

Tras dos años sin pisar un estudio de grabación, Alameda, de la mano de su nuevo productor, Alejandro Monroy, va a grabar este LP con el que van a alcanzar un cierto éxito comercial, pero del que sobre todo van a vender sencillos. "Noche andaluza" va a encabezar el disco pequeño más vendido de la historia del grupo y va a habitar durante varias semanas los primeros puestos del las listas de éxitos. Se trata de una adaptación de un fragmento de "Goyescas" del compositor clásico Enric Granados, que el grupo interpreta con evidente buen gusto. Pasado el tiempo, será la canción más recordada de Alameda.

El resto del disco nos presenta una serie de temas con letra del nobel español de literatura, Juan Ramón Jiménez. Temas que señalan una evolución estilística respecto a los anteriores. Claras concesiones a un pop rock bien realizado en "Días del amor" y "Que queda después de amar", dos estimables muestras de que Alameda quería pasar página respecto al rock andaluz. Pero este pasar página contrasta con otros temas made in Alameda en los que la banda se nos muestra reacia a abandonar sus viejos presupuestos. De esta cuerda, podemos destacar la aflamencada "Por los espacios del tiempo" con todo el desgarro de la voz de José Roca, las percusiones flamencas y los teclados de los Marinelli arrancándose por bulerías.

Uno de los temas más completos del disco lo encontramos en la compleja "Umbría -bajo la sombra y el sueño" que cuenta con la inestimable aportación de Paco de Lucía en un inclasificable y atractivo tema que reúne los toques flamencos y la instrumentación rock, amalgamándolos hasta lograr un producto en el que el concepto de fusión es palpable.

El tema que más nos recuerda los anteriores discos de Alameda es "Desnudos", una balada netamente andaluza iniciada por oboe y cuerdas con un cantante que desgrana en tonos flamencos las palabras del poeta de Moguer, Juan Ramón Jiménez. En la misma tesitura, pero adoptando un aire más intimista, se mueve "Lamentos", la cual cierra este LP.

Un disco en el que no hay ningún corte que desmerezca del resto y que contiene el tema más popular del grupo sevillano. Pero también un disco que despista un tanto al oyente con la ruptura que supone la inclusión de temas que se salen totalmente del concepto andalucista que desde su título define el álbum.

Fuente: Julián Molero....http://lafonoteca.net/disco/noche-andaluza

1.  "Noche Andaluza"

2.  "Con Música y con Aroma"

3.  "Días del Amor"

4.  "Por los Espacios del Tiempo"

5.  "Umbría-Bajo la Sombra y el Sueño"

6.  "Desnudos"

7.  "Que Queda Después de Amar"

8.  "Lamentos"



1994 - Dunas

En 1992, y con motivo de la Expo de Sevilla, van a reunirse algunos de los más conocidos representantes del rock andaluz en lo que se denominó Banda del Sur. Eduardo Rodríguez de Triana, Antonio de Smash, Chano Domínguez de Cai, Manuel Rodríguez de Imán Califato Independiente y los alamedas Pepe Roca y Manolo Marinelli. Tras acabar aquella serie de conciertos, Pepe y Manolo comienzan a fabular con la posibilidad de relanzar Alameda. A ellos se unirá Rafael Marinelli. Los tres plantearán este "Dunas" (Horus, 1994) en el que la sección rítmica correrá a cargo de los músicos catalanes Salvador Niebla (batería) y Carles Benavent (bajo).

En "Dunas" encontramos ocho nuevos temas en su mayoría compuestos por José Roca y dos regrabaciones de dos viejos éxitos de Alameda: "Amanecer en el puerto" y "Aires de la alameda", ambos originalmente incluidos en su primer LP, "Alameda" (Epic-CBS, 1979). El resto (es decir, las nuevas canciones) pueden dividirse en dos grupos: las que permanecen fieles al estilo clásico del grupo y las que indagan en los aires latinos que soplaban con fuerza desde el otro lado del Atlántico. Entre las primeras, el cante de "Juncal", donde José Roca demuestra que quien tuvo, retuvo, haciendo un despliegue de intimismo vocal digno de elogio. Otros temas que recorren las mismas sendas es "Alba de luna" y "Cada vez que te miro". En esta última, el cantante en primerísimo plano hace una interpretación memorable acompañado de un mullido lecho de teclados. En el segundo grupo, el tema más destacable es el animado "Rosa y violeta" una rumbita bien aliñada de salsa. También aquí habría que incluir el bolero "Medianoche", una letra de ruptura y desilusión amorosa como la mayoría de las de este disco.

Un buen trabajo con el que Alameda se sacude nueve años de inactividad y que no defraudó a sus viejos incondicionales, pero que tampoco logró granjearse el favor de los jóvenes, que pasaron ampliamente del disco. Tras esta publicación Alameda regresó a la carretera junto a la cantante Toñi García, que se convertiría desde entonces en habitual de las actuaciones y grabaciones del grupo.

Fuente: Julián Molero...http://lafonoteca.net/disco/dunas/

 

 

1.  "Juncal"

2.  "Alba de Luna"

3.  "Rosa y Violeta"

4.  ""Cómplice"

5.  "Cada vez que te miro"

 

 

6.  "Amanecer en el Puerto"

7.  "Tu Mano"

8.  "Medianoche"

9.  "Aires de la Alameda"

10. "Examen Final"



1995 - Ilusiones

Nos encontramos ante el medio disco menos destacable de Alameda. Y explico eso de medio disco. De los catorce temas de este CD, diez ya formaron parte del anterior "Dunas" (Horus, 1994), que aquí vuelve a repetirse completo. Por tanto, el presente "Ilusiones" (Horus, 1995) queda reducido a cuatro temas, y no precisamente los mejores.

Centrándonos en esos cuatro nuevos temas, encontramos la balada "Luna", un poco en el estilo de Manzanita u otros neocopleros. Lo más destacado, el acompañamiento del piano, omnipresente durante toda la canción. "La guitarra", bien cantada por Toñi Martín y José Roca a dúo, trae aires intimistas de cantautor folk. Un sencillo tema sin ningún artificio que, personalmente, me parece lo más destacable de estos escuetos cuatro temas.

"Campanas de Mediodía" evoca el pasado de Alameda con una instrumentación encomendada a teclados, sección de cuerda, toques de viento y alguna percusión flamenca. El problema es que se parece demasiado a cualquiera de los buenos temas que el grupo prodigaba quince años antes y no aporta nada nuevo al oyente. Termina este remedo de álbum la canción "Al amor" con una estimable letra y un despliegue rítmico que pasa de los palos flamencos al swing pianístico y a las percusiones caribeñas.

Aquí nos referimos y valoramos únicamente las cuatro canciones nuevas y a lo chungo que resulta reeditar de hecho un disco completo, cambiándole el título, pues el citado CD "Dunas" tiene ya comentario aparte y aquí cumple la función de puro relleno ante la raquítica propuesta del grupo.

Fuente: Julián Molero.....http://lafonoteca.net/disco/ilusiones

 

1.  "Luna"

2.  "Cada vez que te miro"

3.  "Medianoche"

4.  "Rosa y Violeta"

5.  "Aires de la Alameda"

6.  "Amanecer en el Puerto"

7.  "Juncal"

 

8.  "La Guitarra"

9.  "Tu Mano"

10. "Cómplice"

11. "Examen Final"

12. "Campanas de Mediodía"

13. Alba de Luna"

14. Al Amor"



1999 - Concierto 20 Aniversario

En diciembre de 1998, tras un año de inactividad, Alameda, los antiguos, los colaboradores y alguna incorporación de última hora se reunen en el audiotorio Casa Colón de Huelva para celebrar el vigésimo aniversario de la banda.

Aquel concierto fue grabado en directo y posteriormente editado en este doble CD, en el que se recogen los clásidos de Alameda, tales como "Noche andaluza" "Alba de luna" o "Aires de la alameda", portagonistas de sus primeros LP; temas escogidos de su segunda época, como "Juncal", y algún tema estrenado para la ocasión como "Tu frialdad" o "Hace 20 años". Fue el último concierto de una de las almas del grupo, Manolo Marinelli, que falleció pocos meses después.

 Fuente: Julián Molero...http://lafonoteca.net/disco/concierto-20-aniversario

 

1.  "Memoria"

2.  "Alba de Luna"

3.  "Noche Andaluza"

4.  "Luna"

5.  "Comprensión"

6.  "Rosa y Violeta"

7.  "Aires de la Alameda"

 

8.  "Juncal"

9.  "Hace 20 años"

10. "Nana"

11. Del Caballo Grande"

12. "Viento del Sur"

13. "Amanecer en el Puerto"

14. Tu Frialdad"



2008 - Calle Arriba

Tras diez años de inactividad, José Roca y Rafael Marinelli, miembros fundadores de Alameda, junto a Toñi García, que ya colaboró con ellos durante la década de los 90, se atreven con un nuevo disco y vuelven a las actuaciones en directo. Junto a ellos un plantel de jóvenes músicos de indudable calidad como Antonio Coronel (batería), Manolo Nieto (bajo), Álvaro Girón (guitarra) o el propio hijo de Roca, José Carlos en el violoncello.

Vuelven estos revividos Alameda a su característico sonido rock andaluz puro y duro sin excesivas concesiones a lo innovador. Un disco, seguramente fuera de su tiempo, pero en el que, Pepe, Rafael y los demás echan el resto para conseguir un trabajo que hunde sus raíces en el pasado, pero que no se repite viejos clichés y supone una evolución del estilo.

La amalgama sonora que introduce "Calle arriba" se estrecha en la voz sorprendentemente juvenil de Pepe Roca para lograr un excelente tema que nada tiene que envidiar a los clásicos de la banda.

Otros temas interesantes son ese rítmico y sugerente "El último tren" con cambios de ritmo bien marcados y un despliegue instrumental propio del rock progresivo. Inquietantes coros para iniciar "La vida" con la voz de Pepe Roca contestada por el terciopelo del violonchelo conforma otro tema grande de instrumentación escueta y bien cuidada. "Lisanga" un tema afro con un inicio discotequero y un desarrollo casi de zambra. Las esencias más clásicas de Alameda quedan recogidas en temas como "Ora pro nobis" en la que la voz, los teclados, la letra de denuncia y los toques del saxo soprano de Ignacio Gil nos hacen cerrar los ojos y recordar aquellos Alameda de finales de los 70.

 Fuentes: Julián Molero....http://lafonoteca.net/disco/calle-arriba

 

1. "Calle Arriba"

2. "Lisango"

3. "La Mujer Del Faro"

4. "Ojos De Triste Llanto"

5. "Ora Pro Nobis"

6. "Picasso"

7.  "Calle Feria"
8.  "Cantaré"
9.  "A Sotavento"
10. "El Ultimo Tren"
11. "La Vida



FOTOGRAFIAS




Comentarios: 0